¿No andaba Hitchcock muy desencaminado?

386px-Corvus_corax_London.jpg

Los cuervos en Londres son una auténtica plaga. Hay zonas en las que superan incluso a las palomas (que siento tener que odiar, pero no las soporto); se comportan de igual manera pero de forma más agresiva.

Con cierto respeto por el bicho en cuestión, sobre todo por lo íntimamente ligado a la música “oscura”, o algunas de mis películas favoritas (Lee marcó mi etapa adolescente en lo que a look/música se refiere), los cuervos aquí a veces resultan preocupantes.

¿Cómo sino te puedes sentir cuando encima de tu cabeza merodean como esperando a que te de un yuyu para hacer realidad la segunda parte de aquello de “cria cuervos…”? ¿Imaginaciones? Bien, parece ser que no es la primera vez que pasa.

Pero cuidado con tocarlos, porque para cualquier inglés que se precie, los cuervos son una especie de “amuleto” que denota la salud de la Pérfida Albión. El más claro ejemplo lo tenemos en la famosa Torre de Londres. La llamada “fortaleza y palacio real de su majestad”, era uno de los sitios elegidos para ejecutar a los malhechores. A las afueras de la misma, se cargaban sin demasiados miramientos a los tipejos, que si habían sido acusados de traición a la Corona (¿hay algo peor en este pais?), para hacerlo más “doloroso” les cortaban la cabeza, la clavaban en una estaca y era entonces cuando los cuervos se daban un festín de ojos frescos.

Resulta pues que los cuervos hicieron de la Torre de Londres un sitio donde vivir sin que les faltase de nada, sobre todo comida. Carlos II pensó en echarlos ante las quejas del astrónomo Flamsteed, pero alguien se debió inventar alguna historia para hacer creer al rey de Inglaterra que si lo hacía, todo el Reino Unido se iría al garete. (Parece que hay otra similar con la London Stone)

Y tanto es así, que dicha “superstición” sigue vigente hoy en día; incluso los enigmáticos animales tienen cuidadores, que se aseguran de que, al menos, 6 de ellos merodeen por las cercanías, aunque os puedo asegurar que existen más.

HardeyandRavenMaster.jpg

Lo dicho, si las ardillas (con las que ya he tenido algún que otro susto – colgaré el video) y los cuervos en esta ciudad se revelan, lo de Hitchcock resultará ser una predicción…

3 comentarios en “¿No andaba Hitchcock muy desencaminado?

  1. A mi me encantan los cuervos……quizas por lo que tu dices de la musica y las pelis,mi favorita con los bichejos ,es la de Lee,son enigmaticos,descarados,inteligentes(tengo que decir que (ya ni me acuerdo cuanto tiempo hace) tuve una cria ,que se cayo del nido y me lleve a casa(fue imposible subirlo con sus hermanos)bueno se adapto perfectamente a vivir ,en casa con dos gatos ,de los que se reia,y hacia perrerias constantemente,se comia los guisantes que dejabamos desgranados en un plato,las uvas,y en general todo lo que consideraba un manjar(para el /ella,estaba en libertad,y se lo pasaba bomba cabreando a los gatos desde lo alto de los arboles,oara luego tirarse en picado sobre el lomo de los pobres animales.UN CASO,se me subia al hombroy me picoteaba la oreja amorosamente,todo un personaje

  2. A mi me gustan, pero hay algo de siniestro que te deja un poco asi… por lo visto es una de las aves con más “cabeza”, discurren y son muy inteligentes.

    La cosa es que aquí les ves en manadas, pero muy adaptados a las calles. Supongo que el Sr.Alfred no había elegido porque sí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s