The Ten Bells

Siguiendo con la temática de bares “de los que hay que visitar”, toca ahora un clásico entre clásicos, si bien es cierto que no sabía que tenía tanta historia hasta después de pisar 4 o 5 veces el mismo.

Hablo del pub de spitafields “The Ten Bells”, también muy genuino, con decoración realmente curiosa (una silla de cada palo, sofás viejunos con muchas horas de uso, esa especie de moqueta/papel pintado en las paredes…), y gente de todos los colores.

Es verdaderamente grato encontrar pubs “de los de verdad”. Hasta el punto hemos llegado en que un Nicholson ya no se disfruta tanto, y encontrar rincones un tanto “alejados” del turisteo como The Griffin o The Ten Bells (aunque es cierto que éste último es bastante más conocido y “fotografiado”) hace del arte de tomarse unas pintas un placer.

DSC_00728.jpg

La fama de este pub viene en gran parte por su año de fundación, a mediados de 1800’s, y por ser el lugar donde algunas de las víctimas (o al menos eso dice la leyenda) de Jack el Destripador tomaban sus copas.

Se citan en varias fuentes a dos mujeres que paraban por aquí, una prostituta llamada Annie Chapman que tras salir del The Ten Bells a altas horas de la madrugada con varias copas de más, fue asesinada por el famoso serial-killer en las cercanías, o una tal Mary Kelly que frecuentaba el bar y que preferiremos no dar detalles de cómo acabó.

No en vano está cerca de Whitechapel donde Jack “trabajaba” noche tras noche, y donde a día de hoy, os recomiendo no pasar demasiado tarde aunque el fulano ya haya pasado a alguna otra vida…

El bar es genuino. No cabe duda, conserva, aún con todo este peso y reclamo turístico, todo lo bueno de un pub con solera. Como sino se puede entender la decoración de los baños…

DSC_00731.jpg

…que aunque pueda parecer cutre, os prometo que en persona y contexto no lo es.

Así que otra recomendación para tomarse unas pintas. Además, está al lado de Bricklane, por si luego queremos ir a devorar comida india (y a esto ya le toca una entrada), al turco de los fabulosos kebabs (que ya tuvo alguna reseña por aquí…), o directamente a algún club o pub “underground” de la zona.

the ten bells.jpg

(la foto no es mía, siempre voy de noche y con mi cámara es imposible de sacar na de na)

Os dejo con una panorámica en 360º del bar de un tal Thomas Schachner, para ello pulsar en este enlace (necesita quicktime creo creo creo).

Y un par de videos sobre Jack, que resultan interesantes por las imágenes de las calles sobre todo…

Currently playing in iTunes: Nights In White Satin by Moody Blues (lagimilla snifffr)

7 comentarios en “The Ten Bells

  1. Q genial la panorámica en 360º (y sí , a mi m lo abrió con quicktime).

    El lugar me recuerda un poco, sobre todo en la zona d los sofás y chaise longue, al chalet de les de Don Benito, antes de ser lo q ye ahora….. ;))).

    Lo digo, por toda esa suerte de muebles viejos, q no trastos. Q rezuman solera y decadencia al mismo tiempo y q parecen estar ahí puestos d cualquier manera, cuidadosamente descuidados, en plan, el desván o el sótano de la abuela….Creo q m molaría el sitio. ….

  2. Lo has pillao Glayu, exactamente esa es la sensación, y es cierto que es ubn rollo a les de Don Benito.

    Wow teniamos que haber puesto un chigre… aunque allí no tendría futuro, con to les pijes quejandose por lo decadente del lugar..🙂

  3. Bueno, con les pijes igual lo llenábamos, q yo tengo fama de algo “posh” (nun sé pq), y m molaría un sitio así….
    Salvando las distancias, (y no m llames aldeana y q soy como Miss marple q todo lo traigo a casa), el sitio m recuerda a un barín nuevo q abrieron en el Alcampo valle del Nalón. Creo q se llama el Reblayu, es q tiene el papel pintao así como ese q se ve en la foto, y en plan antiguo, barín guapo pero en un sitio fatal. Decorao por Pepito, el q la hace todo a Tino el del Riscar.
    Decorador especial con un puntu muy kitch.

  4. El sitio por fuera no parece cutre, por dentro si que lo es un poco pero yo creo que compensa de sobra por la historia que tiene no? Vamos para mi fue un placer entrar, (a trompicones todo sea dicho, por que el pub estaba petao petao)y poder pillar una silla ke parecia todo menos una silla y poder sentarme.
    Las pintas baratas no son pero merece la pena tomarse aunque sea una, lo que ya no recomiendo tanto es ir al baño…… esta (como los que hayan ido sabran) bajando las escaleras del fondo del pub, aunque creedme que lo “hueles” de lejos….
    Yo por puro askete no llegue a bajar las escaleras pero si me encontre con una sorpresa cuando mire a la pared, si te fijas hay tres cuadros con dibujos de periodicos de la epoca ( por lo menos cuando yo fui estaban eh) explicando como y de que manera encontraron a esas pobreticas mujeres. Mi amiga Elena que es una campeona si que se atrevio a bajar y me dijo que hay una puerta muy sospechosa que comunica con un callejon… alomejor se estaba quedando conmigo la tia pero quien sabe, yo por mi seguridad olfativa no baje.
    Resumiendo: Merece la pena ir y beber pero olvidate de ir al baño si no quieres morirte del pestazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s