The Family Business Tattoo Shop

Hace como algo más de un año y medio me empezó a entrar esa crisis de los “early 30’s” en la cual la gente se compra una moto, se tomo un año sabático para irse a la India, o se hace un tatuaje.

Yo opté por esto último. No por conveniencia, sino porque me empezaron a gustar algunas de las piezas de arte que la gente llevaba de forma perpetua en sus cuerpos.

En concreto, uno de los músicos que más me gustaron hace ya bastantes años (en su vena mas funky y r&b), suscitó en mí ese deseo de llevar algo en la piel para siempre. Seguro que a más de uno/a estas últimas dos palabras les produzca un terror absoluto.

Hablo de Ben Harper. Sin entrar en términos de su música, sus tatuajes me parecían realmente interesantes, elegantes y con el punto macarra que le hacen diferente, desde mi punto de vista.

ben harper tattoos.jpeg

Por aquel entonces me decidí por la pierna, por aquello de ser el primero, que no se ve más que en el verano (y en privado si acaso), y todos esos miedos un poco tontos que uno tiene al hacer algo por primera vez. También, claro, me gustaba hacerlo en ese sitio. No me costó mucho autoconvencerme, la verdad.

Así que ahora, y no en una edad crisis precisamente sino en una etapa muy metamórfica, me estoy decidiendo por hacerme uno de esos regalos que nadie te puede regalar. Por eso empecé a investigar un poco a ver donde podía hacerme uno en Londres, en un sitio que pueda recordar el resto de mis días. Claro está, cualquiera que hayáis ido a Camden, habréis visto mil tattoo shops, y gente extraña repartiendo flyers para intentar atraer a la clientela.

Aparte de algo así que hoy por hoy no me interesa, prefiero dejarme algo más de dinero y ver que pasa. Y entonces es donde aparece un sitio por el que, curiosamente, he pasado 1000 veces. Se encuentra en Exmouth Market, donde a alguna que otra fiesta asistimos hace tiempo ya

Hablo de “The Family Business Tattoo“. Probablemente el local de tatuajes con más solera que he podido encontrar.

3775446633_d3a5b910ae.jpg

No soy ningún experto en la materia, ni siquiera soy apenas un iniciado, pero creo que no me cabe la menor duda que la fama de este local es bien merecida tras ver algunos de sus trabajos. Son realmente impresionantes.

The Family Business Tattoo abrió en el 2003, por el emprendedor Mo Coppoletta, italiano afincado en Londres, que decidió poner el punto de calidad a esta ciudad en lo que se refiere a tattoo shops. Depues de casi 8 años, tiene a nada menos que 6 artistas que trabajan en su tienda, y conseguir una cita con alguno de ellos no es ni sencillo (en cuanto a “tiempo” se refire) ni barato, probablemente.

Tattooed.jpg

Incluso los famosos The Prodigy han citado a Mo como uno de los artistas a los que más respetan, lo que ha llevado a que el propio Coppoletta haya publicado unos “print-artworks” basados en esa relación, que ha titulado “The Prodigy vs. Mo”. Se pueden adquirir por correo y están firmados por el mismo y por los componentes del grupo. Curioso.

Supongo que, como todo, es casi una religión, una devoción completa al arte de dibujar los cuerpos con las formas, colores y estilos más variados. De alguna forma, me apasiona su trabajo.

Quizás este sea un buen regalo, si señor.

fp_large.jpg

Now playing: Insurgentes by Steven Wilson

4 comentarios en “The Family Business Tattoo Shop

  1. Yo estuve a nada de hacerme el tatoo con el bufón que ya conoces, pero al final me rajé porque recordé lo mal que me llevo con las agujas desde la última anestesia.
    Quizá algún día, y será en el brazo =o)

  2. Haces bien estimado, pero el tatoo debe reflejar algo eterno, sin referencias temporales como nombres de mujer ó aseveraciones del tipo “Fabregas for ever a Gunner”.
    P.D Queremos un post desde el O2 con fotos de Nadal ó de Federer.

  3. Debes de estudiar detenidamente esa referencia atemporal, ese algo eterno ya que siempre puede tener destellos de una vida pasada… no se, algo como una pica no lo veo🙂.

  4. Gran idea la del tatu, queremos verlo YA (bueno, ojito, a ver dónde va a estar situado)🙂 Siempre oí decir que si te cansabas de él, que si tal, que si cual… y la verdad es que yo doy gracias por haberlo puesto cada vez que me ducho🙂 Además, es mi disculpa perfecta para no ir al gimnasia a “hacer brazu”, no sea que se deforme, jejejj…🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s