Obsequium : La Abadía del Crimen

Que el segundo post de ésta mi nueva etapa en Londres, sea un claro off-topic, no viene más que a reivindicar mi pasión por lo que voy a contar, y la notoria escasez de tiempo que se posee cuando acostumbras al cuerpo de nuevo al ritmo de vida de esta ciudad.

obsequium

Uno siempre encuentra similitudes del presente con hechos del pasado, y, aunque sea en un plano demasiado subjetivo, La Abadía del Crimen encaja perfectamente con lo que Londres representa para mí. Quizás sea una comparación fácil y “efectista” para otros, pero sin duda ese tesoro de sensaciones que tenemos guardadas en algún lugar de nuestra cabeza es lo que, en el fondo, nos hace sentir especiales. Sumemos a eso que Avilés, donde tuve la fortuna de aparecer en este mundo, es también la ciudad natal del creador del juego, además de la ciudad con más magia de toda Asturias.

Cuando La Abadía apareció en nuestras casas, andábamos por el año 87, aunque probablemente no fue hasta el 88 cuando terminó en nuestras manos. Y digo nuestras porque llenó las tardes de muchos, pero que muchos fines de semana a nivel colectivo en Pola de Laviana. David Liñares a los mandos de su CPC, y los demás actuando cual ingenieros de obra, “Sigue al abad!”, “Pilla el pergamino!”… La opción de no jugarlo y ser un espectador con cierto control sobre las acciones, era incluso mas interesante.

La fascinación con la que mirábamos aquel monitor a color era tremenda. Andábamos por los 10-12 años y puedo decir que no éramos tipos fácilmente impresionables. Para mí, la clave que el tándem Paco Menéndez – Juan Delcán consiguió recrear era la de hacernos creer en el espacio abierto que era la Abadía, cuyos rincones contenían más secretos de los que nos podíamos imaginar.

Es, por lo tanto, un trabajo magistral, ya no por el esfuerzo técnico y la magia de sus creadores, sino porque realmente lograba hacer desaparecer la barrera de juego de ordenador y mundo real. Aquello ya no era plano, los enemigos no eran simples arañas a las que matar con un insecticida, y, en definitiva, aún habiendo terminado el juego, volvías a empezar para ver “que ocurre si voy a esta otra sala de la Abadía…”.

Supongo que Londres, en cierta manera, hace que actúe la química de mi cuerpo tal y como lo hacía en el año 88 con mis amigos. Fascinación por el entorno, por las gentes que lo llenan, y ese “he ido mil veces ahí, pero estoy seguro que hay algo más por descubrir…”.

Es ahora cuando José Manuel Braña, gran instigador de que la memoria de Paco siga viva, me envía esta maravilla de documento, Obsequium, coordinado por Jaume Esteve. Si tenéis alguno de esos recuerdos en vuestros tesoros personales, no dejéis de haceros con el libro, seguro que os consigue arrancar más de una sensación ahí dentro. Y de eso se trata, ¿no?

109932

 

 

Juegalo en : http://www.abadiadelcrimen.com/guillian/java/

Resuelto en youtube : https://www.youtube.com/watch?v=uDBDAVxwIxo

Currently playing in iTunes: Por La Noche by Havalina

2 comentarios en “Obsequium : La Abadía del Crimen

  1. Buena entrada Félix. No sabía que tenías un blog🙂
    Yo no jugué la abadía en su día (no llegó a caer en mis manos ni pasar por mi CPC). Lo he probado recientemente vía emulador y es impresionante lo que conseguían hacer con aquellas máquinas de 8 bit.
    Yo ya tengo mi Obsequium aquí listo para ser leído ahora que he terminado con la última Retrogamer😉

    • Buenas Carlos! La versión de CPC era de lo mejorcito que vi nunca. Si aún lo tienes deberías probarlo🙂 No sabía que te apasionase el tema de los 8bit, genial.

      Salud! Saluda además a los signaleros de mi parte😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s