La coña de los nombres

Para entrar en casi cualquier oficina-edificio con seguridad, se hace obligatoria la identificación de uno mismo. Llevo varias visitas ya en lo que va de “temporada 3.0” a uno de éstos, y, entre otras cosas, la pregunta de todas las mañanas es la misma… “¿Me dice su nombre y apellido por favor?”

Es un sitio considerablemente grande, con lo cual el personal de recepción es bastante numeroso, y rota, con lo cual no es sencillo topar dos veces con la misma persona a lo largo de una semana. Y además las nacionalidades son de lo más variopinto.

Esto hace que mi nombre, Félix Alonso, termine siendo una carcajada alguna de las mañanas…

IMG_1343_

IMG_1626_

IMG_1627_

IMG_1632_

IMG_1488_

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s